¿QUÉ ES UN ERTE?

Se trata de un mecanismo legal, regulado en el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores, que permite a las empresas suspender los contratos de trabajo o reducir las jornadas laborales de manera temporal, cuando atraviesen por dificultades económicas, productivas, organizativas o técnicas o de fuerza mayor que pongan en riesgo su viabilidad.

POR CAUSAS ORGANIZATIVAS, PRODUCTIVAS, TÉCNICAS o ECONÓMICAS:

  • Causa económica: Situación económica negativa, como la existencia de perdidas actuales o previstas o la disminución progresiva de los ingresos. Se entenderá que hay disminución si durante dos trimestres consecutivos el nivel de ingresos de cada trimestre es inferior a los obtenidos en el mismo trimestre del año anterior.
  • Causa productiva: cambios en la demanda de los productos o servicios.
  • Causas organizativas: cambios en los sistemas de trabajo o manera de organizar la producción.
  • Causas técnicas: cambios en los medios o instrumentos de producción.

Tras las crisis del coronavirus, las empresas pueden alegar la falta de ventas o la escasez de aprovisionamientos de materias primas.

POR CAUSAS DE FUERZA MAYOR:

En este caso se tiene que producir un acontecimiento inevitable que imposibilita a todos los efectos la continuidad de una relación laboral, como estar sufriendo un alto índice de absentismo laboral o el cese total de la actividad debido a una recomendación sanitaria o decisión de la autoridad.

En los casos de fuerza mayor, la empresa podrá solicitar directamente a la autoridad laboral las medidas que considere oportunas para que se pronuncie en el plazo de 5 días; en este supuesto, también puede intentarse pedir el ERE con carácter retroactivo. Estos días y dada la rapidez con la que se está expandiendo el coronavirus, esta modalidad de ERTE es la que está generando más interés.

OPCIONES

El ERTE puede contemplar las siguientes opciones:

  • SUSPENDER los contratos de trabajo de tus empleados durante el tiempo necesario para superar las dificultades (ERTE DE SUSPENSION TEMPORAL).
  • REDUCIR las jornadas de trabajo de los empleados (ERTE DE REDUCCION). En este caso la jornada de trabajo debe ser entre un 10% y un 70% y durante el periodo de reducción los trabajadores no podrán realizar horas extras (salvo si se deben a fuerza mayor).
  • SIMULTANEAR La suspensión de contrato para unos trabajadores (ERTE DE SUSPENSION) y la reducción de jornada para otros (ERTE DE REDUCCION)

COSTES PARA LA EMPRESA

  •  SALARIO: Durante el ERTE la empresa se ahorra el salario de la parte de jornada no trabajada o suspendida
  • COTIZACIONES SEGURIDAD SOCIAL: La empresa seguirá cotizando normal por la parte de la jornada trabajada, y por la parte de la jornada no trabajada o suspendida, el SEPE ingresará la cuota del trabajador y la empresa la cuota patronal. En el caso de fuerza mayor puede pedirse que se haga cargo la Administración del Estado del coste total de la Seguridad Social.

 

DURACIÓN DEL ERTE

 La duración del ERTE será la que se acuerde con los trabajadores en el periodo de consultas.

PROCEDIMIENTO

La forma de solicitar un ERTE, a fecha de hoy es la siguiente:

1.-) Si no hay representantes de los trabajadores, notificar a todos los trabajadores que en un plazo de 7 días tienen la posibilidad de nombrar una comisión negociadora. Si no la nombran, toda la documentación en el apartado trabajadores ha de ir firmada por todos los trabajadores. Si hay representantes nos ahorramos ese plazo.

2.-) Presentar ante la Autoridad laboral correspondiente una serie de documentos (inicio periodo de consultas, ficha estadística, ficha de los trabajadores ….).

3.-) El día de la presentación se abre el periodo de consultas, que, como máximo, ha de durar 15 días, y han de celebrarse 2 reuniones. Estos plazos pueden acortarse si antes se llega a un acuerdo.

4.-) Transcurrido el plazo de 15 días o antes, si hay acuerdo, se presenta el acta de finalización ante la Autoridad Labora y, al día siguiente ya tendría efectos el ERTE (estén o no conformes los trabajadores).

5.-) Posteriormente la Inspección cita a empresa y trabajadores, y emite un informe. Este informe no es vinculante, de modo que el ERTE continúa su curso.

6.-) Los trabajadores, si no están de acuerdo, pueden impugnar el ERTE ante los Tribunales.

*en el caso de ERTE por causa de fuerza mayor no es necesario cumplir con el periodo de consultas establecido en los puntos 3 y 4 anteriores.

Es importante señalar que el ERTE es un procedimiento flexible, de modo que, si durante la duración del mismo, se necesita que los trabajadores acudan a su puesto, se les puede desafectar (sacar del ERTE) por los periodos necesarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s