Acumulación de la acción de divorcio y de división de la cosa común

A través de la Disposición Final Tercera de la Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles, por la que se modificó la Ley de Enjuiciamiento Civil se introdujo la posibilidad de acumular las acciones de divorcio, separación o nulidad y la de división de la cosa común.

El artículo 438.3 de la LEC dispone que en sede de juicio verbal no se aceptará la acumulación de acciones excepto en los siguientes casos:

  1. la acumulación de acciones basadas en unos mismos hechos, siempre que proceda, en todo caso, el juicio verbal.
  2. La acumulación de la acción de resarcimiento de daños y perjuicios a otra acción que sea prejudicial de ella.
  3. La acumulación de las acciones en la reclamación de rentas o cantidades análogas vencidas y no pagadas, cuando se trate de juicios de desahucios de finca por falta de pago o por expiración legal o contractual del plazo, con independencia de la cantidad que se reclame. Asimismo, también podrán acumularse las acciones ejercitadas contra el fiador o avalista solidario previo requerimiento de pago no satisfecho.

A través del apartado décimo segundo de la Disposición Final Tercera de la Ley de mediación en asuntos civiles y mercantiles se introdujo una nueva excepción en el punto tercero del artículo 438 de la LEC, que recoge la posibilidad de acumular las acciones de divorcio, separación o nulidad y la de división de la cosa común en un solo procedimiento, el texto es el siguiente:

 

En los procedimientos de separación, divorcio o nulidad y en los que tengan por objeto obtener la eficacia civil de las resoluciones o decisiones eclesiásticas, cualquiera de los cónyuges podrá ejercer simultáneamente la acción de división de la cosa común respecto de los bienes que tengan en comunidad ordinaria indivisa. Si hubiere diversos bienes en régimen de comunidad ordinaria indivisa y uno de los cónyuges lo solicitare, el Tribunal puede considerarlos conjunto a los efectos de formar lotes o adjudicarlos“.

 

Esta acumulación de acciones por la que se permite que en un mismo procedimiento se pueda discutir sobre el divorcio y sobre la división de la cosa común supone un gran ventaja para los ciudadanos. Aquellos que quieran divorciarse de su cónyuge y tengan bienes en común con éste podrán dilucidar ambas cuestiones en un solo procedimiento, con el correspondiente ahorro de tiempo, y dinero que ello supone. 

 

En Catalunya era una práctica que se venía realizando desde hace años y confirma la plena validez legal del artículo 223-4-2 del Codi Civil de Catalunya que establece: 

 

“Si alguno de los cónyuges lo solicita, la autoridad judicial debe adoptar las medidas pertinentes respecto al uso de la vivienda familiar y su ajuar, la prestación compensatoria, la compensación económica por razón del trabajo si el régimen económico es el de separación de bienes, la liquidación del régimen económico matrimonial y la división de los bienes comunes o en comunidad ordinaria indivisa”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s